Eutanasia: el momento de la decisión

¿Cómo y cuando se debe tomar la decisión de eutanasiar a una mascota?




El remordimiento, la inseguridad y el miedo son sensaciones completamente normales en aquellos propietarios que están pasando por una situación tan estresante como son los últimos días o semanas de una mascota y deben decidirse por eutanasiar o no a su mascota. La decisión es muy complicada puesto que aunque se puede practicar en cualquier clínica veterinaria y no hay impedimentos legales, los propietarios se ven inmersos en una situación muy estresante y dolorosa y se debaten entre sentimientos a menudo contradictorios que hacen retrasar la decisión, a veces hasta que ya es demasiado tarde.

Por un lado se pretende evitar que sufra más de lo necesario y por el otro significa perder para siempre a un fiel compañero de vida siendo, además, uno mismo el que debe decidir el cuando.

 ¿Cómo se puede decidir la fecha de la muerte de alguien a quien quieres tanto sabiendo que puedes pasar un día más con él? 

Teniendo todo esto en cuenta, hemos preparado a continuación algunos consejos para ayudar a tomar esta decisión en el momento más adecuado. Esperamos que os sea de ayuda.


1. Eutanasiar... ¿Sí o no?

Informarse sobre qué es y cómo funciona la eutanasia puede ser el primer paso hacia una decisión correcta

Esta es una decisión muy personal. 
En todo caso, debe tenerse claro que la eutanasia en animales es legal en España y nos da la oportunidad de ahorrarle un dolor innecesario a nuestra mascota enferma.
También debería quedar claro que no significa "matar" a un ser querido, sino facilitar su paso a otra fase, ayudar a aliviar su dolor y asegurarse de que tiene una muerte tranquila tal y como se merece.



Aún así, hay mucha gente que es reticente a ella porque les preocupa el hecho que la mascota sufra cuando la duerman. Es común preguntarse: ¿Eutanasiar o dejarle morir de forma natural? ¿Cómo sufrirá menos?
Para responder a ello es muy recomendable informarse sobre los pasos que se siguen con este método. La mayoría de los propietarios indecisos suelen convencerse a favor de la eutanasia cuando ven que es un proceso rápido y mucho menos traumático de lo que se puede pensar.
Por eso, no dude en preguntar siempre todo aquello que le preocupe al veterinario. Él no tendrá ningún problema en contestarle puesto que está acostumbrado a tratar con propietarios en las mismas circunstancias y entiende que haya dudas.
Los que somos amantes de los animales y hemos pasado por esta situación con una mascota propia sabemos lo duro que es verla morir, pero aún más verla sufrir. La eutanasia puede ser una manera tranquila y limpia de irse y se debería tener en cuenta como opción.


Los precios dependen de la especie, el tamaño y la clínica donde se practique. Si no se tiene un veterinario de confianza es recomendable preguntar precios a más de una clínica para poder comparar. 
Si le resulta complicado hablar de eso por teléfono pida a un familiar o amigo que se encargue de buscar él mismo la información necesaria.

2. ¿Quién debe tomar la decisión?

...basarse en la experiencia de aquellos que ya han pasado por esta experiencia puede ayudar

Los amantes de los animales que ya han tenido que decidir cuándo eutanasiar a una mascota, tienden a decidirse más rápido cuando se les vuelve a presentar una situación similar con otra mascota.
Esto no significa que quieran menos a la segunda, sino que ya saben detectar mejor los signos de dolor en un animal y también han aprendido que una decisión a tiempo puede ahorrar mucho dolor tanto al propietario como al animal.
En ciertas circunstancias de salud, cuando no hay solución ni vuelta atrás, suele ser mejor decidirse antes que después...

Muchos propietarios inexpertos en estas experiencias tan duras dejan recaer el peso de su decisión sobre el veterinario.
Este es un error frecuente puesto que los veterinarios no pueden tomar esta decisión por usted, ellos solo pueden limitarse a explicar las diferentes posibilidades que hay: Eutanasia o por el contrario recetar más paliativos para el dolor, probar con cambios en la alimentación, un ambiente menos estresante, terapias alternativas, etc.

Es importante informarse con el veterinario de cuál es exactamente la situación del animal y pedir una sinceridad absoluta por su parte. Aún así, debemos tener presente que la decisión será siempre única y exclusivamente nuestra.

3. Cómo calcular el momento oportuno

¿Cuándo es el momento? ¿Cómo se puede medir el sufrimiento? ¿En qué punto supera el sufrimiento del animal los límites de una calidad de vida digna?
En los siguientes links encontrareis unas tablas de valoración del dolor canino y felino (en formato pdf) para que podáis haceros una idea de en qué punto se encuentra vuestra mascota.

(pdf's realizados por la clínica veterinaria Machado "www.veterinariamachado.com")


Es importante recalcar que los gatos suelen esconder su dolor y cuando se les ve sufrir es porque ya no son capaces ni de fingir encontrarse bien. Por esta razón debemos ser especialmente observadores con los felinos y fijarnos tanto en su estado físico como en sus actitudes: pelo deslucido y despeinado, cabeza más baja que la espalda cuando se sientan, poca actividad, actitudes más pasotas o desafiantes incluso con los amos, pelo más sucio (porque dejan gradualmente de limpiarse porque los movimientos les producen dolor), etc.
Para aprender los síntomas del dolor canino y felino podéis visitar los siguientes links:

Es frecuente preguntarse si es demasiado temprano para decidirse o no. A continuación desarrollamos las dos ideas:

"¿Y si me equivoco y lo hago eutanasiar demasiado temprano?"

El propietario debe tener claro que una vez un veterinario plantea la opción de eutanasiar a un animal es porque esta opción desde un punto de vista experimentado ya es ética y válida.
Por tanto, a partir de este momento, el propietario no debería tener ningún remordimiento o duda por haber decidido eutanasiarlo "demasiado temprano" puesto que el hecho que un profesional te lo haya sugerido primero indica que no debería haber sentimiento de culpabilidad alguno.

"¿Y si me equivoco y lo hago eutanasiar demasiado tarde?"

Este es el peor de todos los remordimientos puesto que el sentimiento de dolor ya no es solo por decidir la fecha de su muerte y perder a un ser querido sino que además se le une el sentimiento de culpabilidad que comporta el haberlo visto sufrir innecesariamente y pensar que lo podríamos haber evitado y no lo hemos hecho.
Como hemos comentado antes, los que ya han pasado por experiencias similares con otras mascotas queridas tienden a decidirse más rápido cuando les vuelve a suceder con su mascota actual. 
Y es que una vez ha fallecido tu mascota es mucho más fácil superarlo si no la hemos visto sufrir durante un largo tiempo. 
De lo contrario, el pensamiento de "quizás debería haber tomado la decisión antes y ahorrarle todo aquello" pasa muy a menudo por la cabeza y las imágenes son difíciles de borrar de la memoria más reciente puesto que pasan una y otra vez como si se tratase de una película, no dejándote vivir el luto con normalidad, sino con sentimientos de culpabilidad.

Si este es tu caso y crees que has hecho dormir a tu mascota "demasiado tarde" o ha fallecido antes de que reunieras las fuerzas para decidirte... ¡No te martirices!
Es extremadamente difícil tomar una decisión así. Son situaciones muy estresantes que se toman bajo mucha presión y en condiciones emocionales muy duras y contradictorias. 
Es de lo más normal haber dudado puesto que nadie está preparado para tomar decisiones así.

Lo importante es saber que tu intención con la mascota siempre fue la mejor y debes recordártelo una y otra vez reviviendo todos aquellos momentos en que hiciste feliz a tu mascota, todo aquello que hiciste por ella para que el luto por su muerte no se vea manchado por remordimientos innecesarios.

4. ¿Estar o no estar presente durante el proceso de dormirlo?

Hay tres opciones: Quedarse durante todo el proceso, quedarse hasta que el animal está sedado o quedarse directamente fuera de la sala.
Muchos propietarios no se ven suficientemente fuertes como para ver morir a su mascota.
Debo repetir que no se trata de un proceso traumático sino más bien silencioso y muy tranquilo.
Aún así si crees que debes estar a su lado pero no te ves con fuerzas, no te preocupes y no te culpes. El animal no sabe que es su último momento. Para él es solo una visita más al veterinario, lo único que siente el animal cuando aún está consciente es que tiene mucho sueño y cuando ya está dormido y no nota nada, simplemente se va.

Recuerda que las mascotas saben de sobras cuando un propietario les ha querido. Estar o no con tu animal de compañía en el momento de la sedación solo será significativo para tí, así que asegúrate de tomar la opción que más se adapte a tu personalidad y circunstancias personales independientemente de lo que creas que querría tu mascota.
¡Cualquier opción es buena!

5. Cómo superar el luto

No hay ninguna pastilla que haga superar el luto por la pérdida de un animal de compañía o que ayude a olvidar aquellas imágenes que hubieras preferido borrar de tu memoria. Pero sí que hay ciertas cosas que se pueden hacer:
En el siguiente link encontrarás muchos consejos para ayudar a superar la muerte de una mascota
Puede ayudarte el hecho de hablar con gente que haya pasado por una experiencia similar. Si quieres puedes encontrarla en los siguientes foros o buscar tu mismo un foro en nuestro directorio de foros sobre mascotas.
Puedes dedicarle un escrito en un cementerio virtual para expresar cómo te sientes y cómo era tu mascota. Qué la hacía especial, por qué la quisiste tanto, etc.
También hay libros de ayuda para situaciones similares. E aquí algunos títulos:

- Adiós Toby: Cuando muere tu mascota (de Gary Kowalski)

- Chau toto (de Leticia uhalde y Raúl Fortín)

- Cómo lidiar con la muerte de su mascota (de Marty Tousley y Catherine Herman)

- Mi perro gruyere (de Yves Nadon y Celine Malepart)

- Platero y yo (de Juan Ramón Jiménez)

- Yo siempre te querré (de Hans Wilhelm)
Además tenemos un apartado llamado incineradoras y cementerios para mascotas en España donde encontrarás cómo darle tu último adiós.
---
Todo el equipo de GuiaM Esperamos que este artículo te haya ayudado a solucionar tus dudas y a hacer más tolerable tu situación.
Muchos ánimos y mucha, mucha fuerza para todos aquellos amantes de los animales que han vivido, o están viviendo, el final de ciclo de un ser tan querido como su mascota.





5 comentarios:

  1. Al pinchar en el link de síntomas de dolor CANINO y felino no descarga el PDF, sino que envía aa otro link no relacionado

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    estoy realizando una encuesta destinada a veterinarios, es para un trabajo universitario. Debido a mi pasión por los animales he decidido investigar si la causa por la que se lleva a cabo la eutanasia en los perros es por no tener recursos económicos para el tratamiento del mismo.
    Me sería de gran ayuda si realizaran esta encuesta veterinarios, auxiliares de veterinarios y cualquier otro trabajador de la clínica veterinaria.
    Aquí dejo el enlace de la encuesta, consta sólo de cinco preguntas:
    https://docs.google.com/forms/d/1L47SWH4QAoOJES_2PZdySgikuFdtI3FyQmw4Svvlvz8/viewform?edit_requested=true
    Gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    estoy realizando una encuesta destinada a veterinarios, es para un trabajo universitario. Debido a mi pasión por los animales he decidido investigar si la causa por la que se lleva a cabo la eutanasia en los perros es por no tener recursos económicos para el tratamiento del mismo.
    Me sería de gran ayuda si realizaran esta encuesta veterinarios, auxiliares de veterinarios y cualquier otro trabajador de la clínica veterinaria.
    Aquí dejo el enlace de la encuesta, consta sólo de cinco preguntas:
    https://docs.google.com/forms/d/1L47SWH4QAoOJES_2PZdySgikuFdtI3FyQmw4Svvlvz8/viewform?edit_requested=true
    Gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. me encantó este espacio. gracias por ayudar.

    ResponderEliminar
  5. me encantó este espacio. gracias por ayudar.

    ResponderEliminar