Los problemas que aparecen en perros y gatos de raza


Las mascotas de pura raza tienen más posibilidades que los mestizos a padecer una o varias enfermedades hereditarias y muchas veces crónicas a lo largo de su vida.
A través de los siguientes apartados podrá descubrir por qué sucede y cómo evitarlo en la medida de lo posible.
Recomendamos, además, que visualice el documental Pedigríes al descubierto, en el que se explica de forma gráfica el porqué son-como-son las razas de hoy en día, cómo eran anteriormente y por qué, en comparación con los perros mestizos, los perros de raza suelen sufrir más enfermedades hereditarias y son más propensos a tener problemas de salud.

¿Cómo surgieron las razas y por qué?
Las razas surgieron (y siguen surgiendo) de la cría selectiva de individuos. 
Las civilizaciones descubrieron que si mezclaban perros con determinadas características físicas y psicológicas podían conseguir perros cada vez más buenos en determinadas tareas como la guarda de propiedades o la caza.
Se potenciaban, entre otras características, un buen olfato o una estructura ósea y muscular que permitiera ser cuanto más veloz posible para perseguir la presa.
En la actualidad hay más de 300 razas de perros reconocidas por los organismos oficiales y aunque algunas razas siguen siendo utilizadas para determinados fines, la mayoría de los perros de raza suelen ser considerados como perros de compañía y comprados por personas de todo tipo. En la actualidad ya no se practica la cría selectiva para fomentar ciertas características con objetivos prácticos, sino puramente estéticos. Crear perros sin morro, perros extremamente delgados o alargados, etc.

¿Cómo se puede crear una raza que tenga ciertas características físicas o psicológicas en particular?

Cuando se quiere potenciar una característica, sea esta de personalidad o física, se hace mediante la selección de individuos que presenten esta característica.


Esto significa que si por ejemplo nuestro objetivo es conseguir una raza de tamaño gigante el primer paso será escoger a perros de tamaño grande y hacerlos criar.
De las camadas resultantes escogeremos otra vez los individuos más grandes y los volveremos a hacer criar. Y así sucesivamente.
De este modo, a través de las generaciones y gracias a la cría selectiva de individuos con determinadas características deseadas, se consiguen por fin los perros deseados, en este caso, de tamaño gigante.

¿Pero por qué un perro de pura raza suele tener más problemas de salud que uno mestizo?
La respuesta completa sería extensa y complicada de entender para muchos usuarios puesto que requiere tener conocimientos básicos de genética.
Por esa razón, vamos a intentar exponer solo los puntos a tener en cuenta y os facilitaremos links para que podáis indagar más en el tema si os interesa.

1ª razón: Cuando se crían perros de pura raza algunos criadores pasan por alto que hay individuos que son portadores de enfermedades hereditarias aunque no las manifiesten.

Se debe tener en cuenta que no siempre toda la información genética que está en nuestro código genético se manifiesta. Muchas veces somos solo portadores de determinada información genética que nosotros no manifestamos pero que puede ser transmitida a las siguientes generaciones.
Por ejemplo, puede darse el caso que un abuelo tenga los ojos azules, el padre los tenga marrones y el nieto vuelva a tenerlos azules. Esto pasa porque como mínimo uno de los progenitores, en este caso el padre, era portador de la información de "ojos azules".
Pues bien, a la hora de hacer cría selectiva muchos criadores irresponsables suelen fijarse solo en el fenotipo del perro, es decir, en aquellas características físicas que son visibles o aquellos comportamientos que el animal muestra.
Y muchas veces como ambos progenitores están aparentemente sanos, se los hace criar sin comprobar que no sean portadores. La consecuencia final es que enfermedades hereditarias recesivas, como por ejemplo la displasia de cadera, en vez de ser erradicadas muchas veces se expanden.
Porque pasan desapercibidas al solo manifestarse si ambos progenitores son portadores de la enfermedad (independientemente de que éstos la manifiesten o no).

2ª razón: Consanguinidad vs. Variabilidad genética

Un factor que incide directamente en la aparición y perpetuación de enfermedades hereditarias es la falta de variabilidad genética. Que se puede explicar mediante las dos siguientes afirmaciones:
Cuando más pura es una raza, menos variabilidad genética tiene.
Esto pasa porque para conseguir que generación tras generación todos los individuos de una raza se parezcan, deben tener genes similares y por tanto se han tenido que mezclar las generaciones anteriores con individuos que estaban muy emparentados entre si (mezclas de padres-hijos, mezclas entre hermanos, entre primos, etc.) para potenciar las características que tenían.
Cuanta menos variabilidad genética, más posibilidades de que aparezcan enfermedades hereditarias, malformaciones y se sea más propenso a sufrir problemas de salud. 
El mismo fenómeno genético pasa con las personas y por esto en la mayoría de países está prohibido que miembros de la misma familia tengan descendencia. Porque cuanto más similares sean los progenitores genéticamente más posibilidades hay que la descendencia sufra, por ejemplo, mutaciones genéticas i que aquellas enfermedades de carácter recesivo puedan manifestarse.

3ª razón: Estética vs. Salud

Actualmente las razas de perro han pasado de tener un valor práctico a tener un valor estético.
Se ha pasado de fomentar características útiles para desarrollar ciertos trabajos como la caza o la guarda, a fomentar características físicas para satisfacer una estética cambiante con el paso de las modas.
Ejemplo de estas razas que se han creado para satisfacer las modas estéticas son las razas braquicefalias (es decir, perros que casi no tienen morro) como por ejemplo los Bulldog franceses o razas con muchas arrugas como los Shar-pei.
Estos cambios físicos tan llamativos se han conseguido gracias a la cría selectiva de individuos que presentaban las características más parecidas a la deseada.
Crear razas seleccionando características físicas determinadas implica acelerar enormemente la evolución de su estructura ósea, muscular, etc. en muy poco tiempo de modo que muchos veces, a los demás órganos no les da el tiempo suficiente evolutivamente hablando como para adaptarse a esta nueva constitución física.
En el caso de los Bulldog, por ejemplo, se seleccionaron generación tras generación los cachorros que tenían los morros más cortos hasta que se llegó a la raza deseada primando siempre el valor estético por encima de la salud puesto que se cambió a voluntad, entre otras cosas, la largada de sus vías respiratorias, el tamaño y forma del cráneo, etc.
Este factor debe ser tenido en cuenta puesto que afecta a la vida de los mismos. Este tipo de perros son estéticamente divertidos pero muchos mueren al nacer por problemas respiratorios, cardíacos o por malformaciones en el paladar y muchos otros se mueren a los pocos años de vida o tienen una calidad de vida muy inferior a la que podría tener un perro que no ha estado sujeto a la cría selectiva.
Los Shar-pei son otro ejemplo de raza llamativa. Se consiguió que tuviesen muchas arrugas. Pero este hecho, más allá del estético, significa que todos los individuos de esta raza deben recibir unas curas específicas diarias el resto de su vida porque debido a los pliegues y a la humedad que se crea entre ellos están mucho más expuestos a sufrir enfermedades de la piel: dermatitis, ácaros, etc.

En resumen. Criar a perros muy similares genéticamente para conseguir perros de pura raza genera perros estéticamente muy bonitos pero también muy propensos a sufrir todo tipo de enfermedades crónicas y generalmente muy molestas y dolorosas para ellos y para las familias que los compran puesto que ven su sufrimiento y además supone un coste veterinario de mantenimiento del animal mucho más elevado que el que podría suponer el tener un perro mestizo.


A continuación podéis buscar información más detallada en los siguientes links:



¡Muchas gracias por confiar en GuiaM!










2 comentarios:

  1. Muy buen post, ha sido un placer leerlo.

    Un saludo,
    Juan P.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Juan! Esperamos que sigas leyendo nuestros posts! ;)

    ResponderEliminar